lunes, 30 de enero de 2012

FLORES POR LA PAZ


Decía María Zambrano:" La paz es mucho más que que una toma de postura, es una auténtica revolución , un modo de vivir, un modo de habitar el planeta, un modo de ser persona".

Y con esta frase y esta poesía, ha comenzado este encuentro para celebrar el DENIP, día escolar de la no violencia y paz.

SOLDADOS DE ROSAS

Era un soldado de plomo
que le gustaba jugar.
Jugaba con las gaviotas
y con los peces del mar.

Todos jugaban con él,
todos querían jugar.

Una tarde lo llevaron
 en un camión a luchar.
Iba a la guerra el soldado
que sólo sabe jugar.

-Tú , dispara-le ordenaron.
-¿Qué tengo que disparar?
Yo no sé lo que es un tanque,
yo no puedo hacer llorar.

Y el soldadito de plomo
cogió rosas del rosal
y las convirtió  en palomas
que jugaban a la paz.
Y dicen  que el enemigo
vino con él a jugar.

Si este cuento te ha gustado
te lo volveré a contar. 

Esta poesía la hemos sacado del libro "Los poemas de Pillo",editorial S.M. , libro que  puedes encontrar en nuestra biblioteca.



Después, un grupo de niñas ha relatado la historia de Alfred Nobel y luego, por un momento, hemos  imaginado que estábamos en Estocolomo y se ha procedido a la entrega de nuestros DulciNobel de la Paz .
¡Ha sido emocionante!





Al final , entre todos se ha construido el póster  Flores por la Paz y alrededor de él se ha bailado y cantado  : "no quiero guerras, yo quiero flores, yo quiero que la gente mueva sus corazones" (fragmento de la canción Lluvia de  amor 




5 comentarios:

Irene dijo...

Reunirse y no olvidar este día es digno de alabar y encima ,si la actividad es como la vuestra tiene todavía más merito¡Enhorabuena!

Estibi dijo...

me ha gustado mucho el día de la paz.
sobre todo por la idea tan original de los dulci nóbeles.
¡vais a dar una buena impresión en los otros colegios, eso seguro!

Jorge Céspedes:www.cosasdejorge.blogspot.com dijo...

Me ha gustado mucho este dia

Sandra Luz dijo...

Geniales todas las actividades!!!

Besitos

noel dijo...

Creo que otros de mi clase también se lo merecían